septiembre 28, 2011

La voz de un ciudadano

por Isabel Dorado Auz

La posible destrucción de una gran parte del Parque Madero ha propiciado una serie de manifestaciones ciudadanas, entre las que destaca un correo que hizo circular el Ing. Francisco Meléndez y del cual recupero algunos fragmentos que consideré importantes.

Dice el ingeniero que "Todos los parques deben ser pulmones reguladores del clima, solo los árboles son filtros naturales y productores del oxígeno…. el oxígeno del agua no lo podemos respirar, mucho menos el oxígeno de agua tratada, la cual si huele mal es que no es saludable, dado que hay muchos ejemplos de tratadoras ineficientes".

Sugiere que los parques no sean sitios de "Shopping", ni de juegos mecánicos que le cuesten a los niños; planteando, en su lugar, que los niños y jóvenes hagan actividades sanas, que tengan la alternativa de ver que lo sano es barato y es más saludable. Que los parques sean lugares públicos, no privados, y que sean lugares de esparcimiento y ejercicio, dejando de lado el comercio de alimentos que puedan ser nocivos para la salud.

No recomienda el uso de aguas tratadas por sus efectos fétidos y posible contaminación. Sugiere que la deficiencia en la operación de la tratadora de agua puede ocasionar enfermedades peligrosas que podrían poner en riesgo la vida de los usuarios del parque. Advierte que los niños suelen estar en contacto con el suelo y con el agua sin medir el riesgo potencial de ese contacto.

Finalmente sugiere que se prohíba la venta de alimentos chatarra para evitar problemas de diabetes y obesidad. Asimismo, sugiere que no se instalen despachadoras automáticas de sodas o galletas en ninguna parte del Parque.

Hay más información donde se resalta la indignación de este ciudadano por la pretensión del alcalde de querer construir un lago para instalar el "negocio de lanchitas", pero también advierte del riesgo de comercializar la totalidad de esa importante área verde. Razón por la cual, muchos grupos ciudadanos están asumiendo la defensa de ese pulmón de la ciudad y esperan que impere la razón por encima de los intereses particulares de un empresario cercano al alcalde Javier Gándara.

En el transcurso de esta semana un panel de expertos darán a conocer un posicionamiento muy claro a través de DESIERTO VERDE con la intención de que el alcalde de reversa a esta pretensión de mutilar el Parque Madero.

Todos tenemos la esperanza de que no se repita, una vez más, la actitud soberbia de Eduardo Bours, quien, contra toda lógica, decidió destruir el Parque Villa de Seris, según él, para construir un espacio cultural. ¿Paradójico, No?, un espacio cultural en donde nada importó la cultura ambiental.

Dicen que Javier Gándara es empresario, igual que Bours, y por ello es muy factible que actúe exactamente igual. En lo personal, me gustaría tener un verdadero representante de los intereses de los ciudadanos hermosillenses y no presenciar la tumba política, de un alcalde que cree encarnar la Voluntad Popular.

Reacciones:

0 comentarios: