marzo 27, 2008

Alejandro Encinas y Jesús NI Ortega en el Canal de la Ignominia

por René Zúñiga

No solo por perversión profesional, sino para efecto de saber como operan las plumas afines y los "comunicadores" de los medios convencionales, a veces es un verdadero festín de fieras lo que uno se encuentra en los medios. Los lenguajes llanos, majaderos, a veces del arrabal, otros con engolado tono, se pretende hacer creer a los ingenuos que solamente informan lo acontecido en la escena política, sin tomar partido.
Igual se aprecia esas tonalidades de gris entre Adela Micha " la periodísta más prestigiada del país ", López Dóriga, Carlitos Loret, Ciro Gómez; Carlos Marín. Que podemos decir de sujetos del calibre de Pedro Ferríz de Con, Oscar Mario Beteta ( el campeón de la petulancia y la estupidez ) y otros seudoperiodistas que más bien son acomodaticios y que ni siquiera merecen mención alguna.

En el horario estelar el día de ayer en el canal de la ignominia con Joaquinillo, se anunció con bombo y platillo la presencia de los dos contendientes principales a la dirigencia nacional del Partido de la Revolución Democrática y claro, ese fue el gancho. No tuve que perder la paciencia, porque después de un breve corte publicitario ahí estaban ellos: Alejandro Encinas y al otro lado del entrevistador Jesús Ortega muy sonrientes , haciendo gala de civilidad política y en espera de los dardos envenedados de Joaquín, que dependiendo del personaje en cuestión endurece y encausa sus tendenciosas preguntas.

En menester decirlo, Joaquín no batalló, pues el deseo de debatir generó una dinámica donde poco pudo hacer para seguir en la tesitura de seguir denostando la contienda interna del partido del sol azteca. La enjundia de Jesús por aprovechar el escenario mediatico lo llevó a cometer yerros que seguramente tendrán consecuencias. Alejandro mesurado y objetivo, espero con aplomo los ataques del grisáseo chucho que recurrió a la mentira de asegurar que llevaba consigo el 90% de las actas, mostrando un par de legajos con unas cuantas hojas. Algo parecido cuando Chente Fox en un medio aseguró que entregaría el listado de pillos beneficiados con el tristemente celebre evento del FOBAPROA y sucedió que no entregó nada. Así Jesús Ortega, quién se dice amenazado, chantajeado y no dice por quién. Claro, ni siquiera Joaquín López Dóriga quedó convencido de los argumentos del Chucho que carecieron de todo, como era de esperarse. Recordemos que una situación que caracteriza al jefe de la Nueva Izquierda, es justamente la ausencia de ideas.

Y como se inició se acabó, la incertidumbre sigue, pero hay la certeza que el fraude operado por la corriente hegemónica Nueva Iazquierda, no fue suficiente para quedarse con la franquicia partidista y en los próximos días se confirmará la victoria de Alajandro Encinas, que necesitará más que buena voluntad para enderezar un barco que, todo indica, se irá a pique. Ha perdido credibilidad el partido, las corrientes nuevamente han salido a dañar al partido en esta contienda interna y no puede seguirse sosteniendo a una burocracia parásita que se rolan puestos para seguir viviendo al grito de ¡ Viva la Revolución Democrática !

En lo doméstico


En Nuevo León con un padrón absolutamente inflado se realizó un proceso de votación que no llevó más que un poco más de cinco mil afiliados a las urnas. Ante esta situación el triunfador fue Eduardo Arguijo, exalcalde de García, N.L., quién consiguió un aliado de igual extirpe, así, en una alianza coyuntural exitosa, le permitió sumar a Nueva Izquierda el triunfo en Nuevo León, aunque antes de la elección se sabía que iban a la contienda seis planillas afines a Encinas, sin embargo, el botín es muy atractivo para las expectativas económicas de algunos y hubo amarres que permitieron que se diera voltereta y Alejandro Encinas perdiera en Nuevo León. Es destacable que en una entrevista que le realizaron al Sr. Arguijo en el Informativo de SomosUno Radio, manifestó sin ningún empacho que él, a diferencia de las demás planillas no pertenece a ninguna corriente ( ? ), lo que significa que está a la espera del resultado nacional para acomodarse adecuadamente y seguir su triunfal carrera política. Hay un video circulando del Sr. Triunfador Arguijo donde se le ve y oye llamando a votar por el PAN en el proceso electoral del 2003, así las cosas, que podemos esperar en un futuro inmediato del PRD en Nuevo León.

Curioso en verdad resulta saber que sin declararlo que Escobedo y sus dirigentes vitalicias por ese municipio votaron junto con García, lo que permitió el triunfo y José Luis Becerra de Santa Catarina se destapó con un tercer lugar, pero aliado en la secretaria general con células parasitarias de Cadereyta Jiménez para obtener poco más de 800 votos. Hubo sorpresas como puede verse, pero lo que no puede considerarse como tal, es que volvió a triunfar lo más retardatario que tiene el partido en el estado que sigue sin rumbo, sin dirección; trabajando solamente para fortalecer a los grupúsculos y participar cada tres años en un ritual sangriento y cínico.

Reacciones:

0 comentarios: