febrero 18, 2011

¿La Rebelión de los Profesionistas en el Siglo XXI?

En las primeras semanas del 2011, tanto en Tunez como en Egitpo la rebelión de las masas comenzó con la inmolación de profesionistas que ante la desesperación de la sobrevivencia diaria
La rebelio de los profesionistas

En las primeras semanas del 2011, tanto en Tunez como en Egitpo la rebelión de las masas comenzó con la inmolación de profesionistas que ante la desesperación de la sobrevivencia diaria vieron como la corrupción les impedía dedicarse a un trabajo digno. ¿Estamos ante un cansancio de los profesionales ante la imposibilidad de encontrar fuentes de empleo que le permitan garantizar su vida de una manera digna?


En el caso de nuestro país, Durante años se ha considerado a los mexicanos depresivos, sin un carácter de arrojo frente a los poderes facticos, así se nos ha educado por lo menos desde los años 80's, porque las consecuencias de la educación nacionalista ya se vivieron en los 60's y 70's, ahora con una educación meritocratica, las elites de poder confían en la gestión educativa para el control de las masas de profesionistas, pero la realidad esta rebasando las expectativas de control.


Las grandes promesas de los políticos en México se centran en la demanda de trabajo para los profesionistas, sin embargo esto ha quedado como un slogan de campaña, y al llegar al poder se ha olvidado, aspecto que está llevando a la juventud a niveles de desesperación en los que es cada vez más común encontrar la ruptura con el sistema legal.


Lo que está pasando en los hechos es el vació de poder en todos los niveles, simplemente no existe una coordinación entre los planteamientos políticos y el modelo de país, por una simple razón, la elite política rapaz es antinacionalista, está organizada como grupos delincuenciales para el asalto al erario público.


Ante la situación que vive el país, ¿Es posible la rebelión de los profesionistas en México? Los profesionistas formados en esta apatía intelectual han visto como los elementos superlativos: excelencia, calidad, meritocracia, grados y posgrados, certificaciones y acreditaciones no les garantizan de ninguna manera la posibilidad de acceder al sistema laboral en condiciones medianamente estables, condiciones que mínimamente les permita sobrevivir de manera digna y formar una familia.


Lo que estamos viendo en los procesos electorales estatales previos al 2012, es como los grupos de poder se reparten los puestos en todo momento y como se presenta un reproducción de los grupos políticos por la vía de las negociaciones internas, este "reciclaje" de políticos en todos los niveles, pero quizás el más grotesco en el sistema educativo, lleva consigo la manipulación de los grupos de poder y la puesta en escena de los liderazgos educativos a un nivel de títeres sin una convicción real por la transformación del estado de cosas que se padecen.


El hartazgo que se vive en las familias cuyos hijos han logrado acceder a títulos universitarios, o simplemente cuentan con un mediano nivel de escolaridad, se hace palpable en los encabezados de la prensa con respecto a los índices de desempleo abierto, que de una manera más recurrente se presenta en los periódicos nacionales y locales, ya no se puede tapar el sol con un dedo.


La llamada "Guerra Contra el Narcotrafico" no es sino una forma de intimidación de la sociedad que día a día reclama las condiciones paupérrimas de vida, y para la cual no hay una respuesta por parte de la elite de poder, cuyo vacío ideológico se hace palpable, cada palabra cuenta, cada gesto es medido por los sensores del poder, no es posible salirse del guión preestablecido: la estabilidad macroeconómica, es ella la que se ha apoderado de la imaginación de los políticos mexicanos y sobre ella se ciñen sus esperanzas de sobrevivencia política en el sistema.


Es tanta la desgracia de los profesionistas en México, condenados por un sistema político que no tiene proyecto nacional, un sistema económico que no los reconoce como parte de su engranaje productivo y quienes en los hechos no son esperados por el mercado laboral.


Los políticos mexicanos solo voltean a ver los indicadores macroeconómicos, no les interesa el presente, ni el futuro de la juventud profesionista. Es ante esta situación, cuestión de tiempo antes de que veamos estallar una protesta social de gran magnitud, basada en la desesperanza de los profesionistas en México.

Fuentes:

La Rebelión de la Juventud Tunecina

http://impreso.milenio.com/node/8894638

Ola expansiva de la Rebelión Egipcia

http://www.clarin.com/opinion/ola-expansiva-rebelion-egipcia_0_422957709.html

Reacciones:

0 comentarios: