febrero 13, 2011

Y el Subcomandate Marcos?

por Blanca Palacios


Sub Comandante Marcos:

 

Cómo todo inicio de carta le preguntaré; ¿Cómo está?, ¿Dónde se encuentra?, ¿Qué es de su vida?, porque la nuestra, la de muchos millones de mexicanos, sigue siendo la misma en muchos sentidos y peor en otros, sobre todo en la esperanza, esa que usted vino a despertar, esa esperanza que no era inexistente, pero estaba adormecida.


 Sí, nos abrió los ojos a muchos mexicanos  y nos dejó con ellos abiertos,  reflejando la desilusión y la desesperanza.  Fue usted cómo un rayo, aunque  refulgente y fugaz,  ilumino el espacio nacional, su  tronido se oyó  en muchos lugares, sobre todo en países extranjeros, desarrollados, cultos, que subyugados  por su  fina retórica,  enviada desde el internet, empacaron maletas y emprendieron vuelo desde  Europa hasta Chiapas, para conocer en persona al enigmático  enmascarado   "Sub Comandante Marcos",  para ver de cerca a los indígenas chiapanecos,  tojolobales,  tzeltales , jacaltecos, kanjobales, zoques,  a los que usted enseño al mundo, pero al parecer tuvo algunos olvidos , no menciono a los tarahumaras, a los yaquis, a los coras, triquis, kumiai, cochimis, seris, huicholes, purépechas, zapotecos, nahuas   y tantos otros hermanos mexicanos que aún permanecen en el olvido, en la miseria y en la ignorancia.  


Muchos quisimos entender su simbología,  ¿Por qué cubrirse el rostro para luchar contra la desigualdad, la injusticia, el autoritarismo, la represión?, ¿por qué enviar a hombres armados con rifles de palo?, ¿por qué sus dos relojes y múltiples  pulseras ?,   ¿por qué su  pipa humeante en todo momento?, ¿ por qué todos sus mensajes por internet?, pero no pudimos entender esos simbolismos, porque el hambre y la miseria no son cosas subjetivas, son bien reales.


¿ se olvidó  también  que en México son muchos millones de ciudadanos que nunca han tenido acceso a la educación académica?, son analfabetas.  ¿ Se olvidó Sub, que en sus  paupérrimos y lejanos poblados no cuentan con electricidad, ni con drenaje, ni con agua, sólo la que les cae del cielo,   por lo tanto no saben  ni lo que es el internet,  ni la computadora y menos aún, por supuesto, podrían verlo en las entrevistas televisivas,  esas por la que se peleaban   los conductores estrellas del duopolio televisivo y  acudían desbocados a hacerle allá,  en las alturas de la selva chiapaneca?


Fue sin duda un buen trabajo el que usted hizo, demostró un gran  poder de convocatoria  y gracias al internet  y por supuesto a sus escritos,  dirigidos a un determinado sector, muy pequeño por cierto,  incrementar las arcas del gobierno de Chiapas con la afluencia de miles de turistas. Ningún otro tipo de publicidad podría haber causado el efecto que usted causo a raíz de "levantamiento armado", ese día 1° de enero de 1988.


La gran marcha organizada, desde Chiapas hasta el Congreso de la Unión, todo un acontecimiento,  a su paso miles de personas esperaban la marcha para ver al Sub Comandante Marcos y  decirle: "aquí estamos, aquí ésta el pueblo de México, dispuesto a todo para luchar contra la opresión a la que nos tienen sometido" .


La llegada de la marcha a San Lázaro, apoteótica, escuchar la voz de nuestros compatriotas indígenas en la más alta tribuna de la Nación, no tenía parangón, pero…se esperaba escuchar a quien era punta de lanza de ese "levantamiento armado", quien con todo y capucha era el más visible, el más sonriente, el de más pose y de quien más se hablaba  y el Sub Marcos, no apareció, cual artista comercial, se escondió tras bastidores y  no supimos cuál era el objeto al desaprovechar  la oportunidad de hablarle al país entero desde un espacio que,  siendo de todos los mexicanos, no cualquiera lo puede utilizar.


Tuvo el Sub Marcos, el privilegio de ser visitado por innumerables  personajes:  artistas, escritores, periodistas, políticos, demagogos y democráticos;  apoyos económicos diversos y de diferentes partes , libros y más libros se publicaron  hablando de él Sub Comandante Marcos, aprovechando el "boom" de la lucha armada que había organizado.

Empezamos a escuchar con desaliento  las  descalificaciones que hacia sobre tal o cual persona, cual si tuviera la patente de la verdad  en su boca, en su pensamiento y sus manos, y así, sin mostrar respeto alguno a los  millones de ciudadanos mexicanos que habían apoyado al Lic. Andrés Manuel López Obrados,  lo mismo que  lo apoyaban a él, se desligó,  critico, denostó acremente a López Obrador  antes que unificar esfuerzos por una causa común que ambos han dicho sostener:  Democracia, Igualdad y Justicia.


A  muchos, pero muchos mexicanos, nos resultaba incomprensible  que no lo escucháramos descalificar  tan acremente a tanto político corrupto como hemos padecidos desde hace varias décadas, pero con López Obrador, se ensaño…¿por qué, Sub?.


Como suele ocurrir, es muy probable que nunca nos enteremos  -o quizá muchos años adelante-  ¿ qué fue lo que en realidad usted perseguía, si sus intenciones realmente fueron honestas o fue solo un verdadero show mediático el que usted nos vendió, coludido no sabemos con quién ?. En política se fraguan tantas cosas para seguir manteniendo al pueblo mediatizado, agachado, sometido y ante lo acontecido, ante su abrupta desaparición    sin haber logrado los objetivos que usted nos decía perseguir en nuestra querida Patria, hoy nos deja usted tantas dudas, más de las que ya teníamos y se lo digo con sinceridad,   nos dejó  con una desesperanzas más metida en las entrañas que la que ya veníamos cargando ¿Era eso lo que usted en realidad buscaba, era ese su propósito escondido?.

Dónde este Sub Comandante Marcos,  espero  le lleguen estas interrogantes y si está en la selva chiapaneca y aún tiene internet, muchos mexicanos agradeceremos su respuesta.


Reacciones:

0 comentarios: