julio 18, 2011

AMLO Y HEBERTO

   
José A. Ríos Rojo   
Domingo 17 de julio de 2011 RioDoce
Me tocó asistir al mitin que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y el PRD de Ahome organizaron este jueves 14 de julio en la ciudad de Los Mochis, Sinaloa. Mi intención era estar presente también en El Fuerte, pero no me fue posible, el tiempo no me dio.

Vi a un López Obrador incansable. En su intervención informó que ese fin de semana estaría en Caborca, San Luis Río Colorado, Mexicali y Ensenada. Me recordó a Heberto Castillo. Así era Heberto. Siempre recorriendo el país, conociendo a su gente y sus problemas. A veces en avión, otras en camión, o en carros prestados. El libro Si te agarran te van a matar, da testimonio de ello.

Hoy los tiempos han cambiado, los dirigentes de los partidos políticos de izquierda ya no visitan a las bases de sus partidos. En el caso del PRD, su dirigente nacional, Jesús Zambrano, no se para por Sinaloa. Y si lo hace es para platicar con el gobernador del estado. La militancia no es de su interés.

Usan el mismo lenguaje. Heberto decía que el poder nos lo habían robado, y hasta llegó a escribir un libro junto con Francisco J. Paoli de nombre El Poder Robado, de editorial Edamex. AMLO hace lo mismo, y titula su libro La mafía que se adueño de México.

Morena crece en la calle, el medio que utiliza para difundir sus ideas es la Asamblea Popular. El Partido Mexicano de los Trabajadores creado por Heberto Castillo, Demetrio Vallejo y otros, utilizaban también la Asamblea Popular. En eso también se parecen Heberto y Andrés. Los medios de comunicación en los tiempo de Heberto Castillo estaban totalmente controlado por el PRI, hoy los medios de comunicación siguen estando controlados, pero por los dueños del dinero.

Ese día, el jueves 14 de julio, recordé los discursos de Heberto cuando hablaba del abandono del campo. AMLO dice lo mismo, que el campo está abandonado, que tenemos que comprar en el extranjero los alimentos que consumimos los mexicanos.

Si algún mexicano defendió nuestros recursos naturales, con ahínco y tesón, después de Lázaro Cárdenas, ese fue Heberto Castillo. Parte de su vida le dedicó a defender y cuidar nuestro petróleo. Luchó contra la instalación de un gasoducto que Pemex pretendía construir en la región del golfo. Y fueron ejemplares sus denuncias contra la corrupción y el despilfarro que se ejercía en Pemex en la época de Jorge Díaz Serrano, por citar un ejemplo.

En este mitin del jueves 14 de julio, López Obrador habló de la necesidad de construir cinco refinerías en el país. Dice que es una aberración que siendo un país petrolero, vendamos el petróleo crudo al extranjero (principalmente a Estados Unidos) y compremos gasolina. México compra en el extranjero alrededor del 40 por ciento de las gasolinas que consumimos. Dijo también que esto lo hace Felipe Calderón no por ignorancia, sino por hacer negocio.

No hay tiempo que perder, decía Heberto al final de sus artículos en el periódico El Universal y en la revista Proceso. López Obrador nos conmina a lo mismo. No hay tiempo que perder, hay que organizarnos, formar comités de base en cada sección electoral. Y termina su evento López Obrador, con una frase del Movimiento de Izquierda Chileno (MIR Chileno): "Pueblo salva pueblo".

Reacciones:

0 comentarios: